Vaginitis

Existen muchos tipos de vaginitis de los cuales el 40 por ciento son causados por el candida, un hongo parecido al de la levadura. Cuando éste se multiplica en el tracto vaginal, el estado es conocido como vulvovaginitis. Las mujeres a menudo hacen referencia a la “infección por levaduras”. Cerca del 75 por ciento de las mujeres contraen candidiasis en algún momento de sus vidas.

Síntomas

  • Picazón en la vagina y en la vulva.
  • Descarga vaginal (aunque en pequeñas cantidades es normal).
  • Membranas mucosas vaginales y órganos genitales externos doloridos, colorados, hinchados.
  • Lesiones cercanas (ampollas coloradas, suaves y llenas de pus, las que puede esparcirse por la zona del muslo y el ano).

Causas

La candida es un hongo parecido al de la levadura que se desarrolla en la vagina. Cuando existen demasiados, causan infección. Las siguientes condiciones aumentan la posibilidad de contraer infección por levaduras.

  • Antibióticos – especialmente aquéllos de amplio espectro.
  • Embarazo – ya que se incrementa el calor, la humedad y los cambios hormonales.
  • Diabetes.
  • Utilización de corticosteroide.
  • Infección por virus de inmunodeficiencia adquirida (HIV).
  • Ingesta de pastillas anticonceptivas.
  • Sobrepeso.
  • Alta ingesta de azúcar.
  • Uso de ropa interior ajustada, o que no sea de algodón.

¿Qué es de esperarse en la consulta médica?

El especialista hará un examen pélvico y limpiará con torunda la zona vaginal para corroborar la existencia de candida. Tendrá, probablemente, una prueba de Papanicolau. Algunas mujeres padecen infecciones crónicas de la infección por levaduras. Si es el caso, su especialista podría recomendar otros análisis.

Opciones de tratamiento

Terapias tópicas (70 a 90 por ciento de efectividad):

  • Uso de crema o supositorios, en la vagina.

Terapias orales (75 a 92 por ciento de efectividad). No ingerir en caso de embarazo o posibilidad de embarazo.

Terapias complementarias y alternativas

Las terapias alternativas pueden ayudar a tratar estados de vaginitis aguda y crónica.

Efectúe sólo uno de los siguientes lavados a la vez. No realizar el lavado durante períodos menstruales. La primera vez o en caso de infección aguda recurra al lavado de vinagre o a las cápsulas de ácido bórico. Para la vaginitis crónica, realice un lavado de hierbas combinadas. En caso de vaginitis recurrente, utilice el lavado con Betadine. No continuar con los lavados en caso de notar dolor o que los síntomas empeoran.

  • Vinagre blanco: 1 a 2 cucharitas en 1 pinta de agua. Ducharse diariamente de 10 a 14 días.
  • Ácido Bórico: una cápsula (600 mg) ingerida diariamente durante 10 a 14 días. Puede provocar irritación o problemas de absorción sistémica
  • Combinación de hierbas: mezclar partes iguales de hojas de orégano (Origanum vulgare ), raíz de sello dorado (Hydrastic canadensis) y equinácea (Echinacea purpurea ). Dejar macerar 1 cucharita de la mezcla de hierbas en 1 pinta de agua. Enfriar y realizar el baño diariamente durante 10 o 14 días.
  • Povidona yodada (Betadine): Ducharse con una parte de yodo por 100 partes de agua dos veces al día de 10 a 14 días. El uso prolongado puede suprimir la función de la tiroides.

Nutrición

  • Evitar azúcares simples y refinados (panes, pastas, golosinas, alimentos horneados), productos lácteos, alcohol, maníes, frutos secos o frescos, jugo de frutas y alimentos alergénicos. Ingiera abundante proteínas, vegetales y granos.
  • El lactobacillus acidophilus reestablece bacterias normales en el cuerpo y previene la superpoblación de candida. Ingiera una cápsula oralmente dos a tres veces por día. Coloque una cápsula dentro de la vagina durante el tratamiento nocturno (no exceder las 14 noches).
  • Vitamina A (10.000 IU por día) o betacaroteno (50.000 IU por día) fortalece la integridad del revestimiento interior vaginal. Recuerde evitar las altas dosis de vitamina A en el embarazo o dentro de los tres primeros meses en caso de llegar a estarlo.
  • Zinc (30 mg por día) y vitamina E (400 a 800 IU por día) son esenciales para la función inmunológica.
  • Vitamina C (1.000 mg tres a 4 cuatro veces por día) fortalece la inmunidad y ayuda a restablecer la integridad del revestimiento interior de la vagina.

Hierbas

Las hierbas pueden ser utilizadas como extractos deshidratados (cápsulas, polvos, tés), gliceritas (extracto de glicerina), o tinturas (extractos de alcohol). A menos que se indique otra cosa, los tés deben ser preparados con 1 cucharita de hierba por taza de agua caliente. Cubierto, dejar macerar de 5 a 10 minutos para hojas y flores y de 10 a 20 minutos para las raíces. Beber 2 a 4 tazas por día.

  • El té de lapacho tiene efectos antifungales.
  • El ajo (Allium salivum ) tiene propiedades antimicrobiales, antifungales y estimuladoras del sistema inmune. Preparar un té con dos dientes de ajo. Puede añadirse limón fresco y miel por el sabor.

Homeopatia

Algunos de los remedios más conocidos para la vaginitis se encuentran en la lista, más abajo. Generalmente la dosis adecuada es 12X a 30C cada una de una a cuatro horas hasta que los síntomas mejoren.

  • Calcarea carbonica para el escozor intenso con abundante descarga blanca o amarillenta que empeora antes de que comience el período.
  • Bórax para dolor ardiente con descarga color blanquecino.
  • Sepia para dolores ardiente con descarga blanco lechoso y presión en el área vaginal, especialmente si se siente deprimida e irritable.
  • Graphites para dolor de espalda con descarga de tono blanco claro que es peor a la mañana y al caminar.
  • Arsenicum album para cuando se tiene descargas dolorosas.
  • Las combinaciones homeopáticas están disponibles como cremas para aplicar en la zona vaginal.

Acupuntura

La acupuntura puede ayudar a mejorar la función inmunológica.

Procedimientos

Para mantener alejadas las infecciones, utilice jabón sin fragancia, tome duchas en lugar de baños, y limpiar luego de las depuraciones de adelante hacia atrás.

Recomendaciones

Las infecciones por levadura ocurren,a menudo dos veces, durante el embarazo.

Comments are closed.