Los Mejores Hábitos para Ahorrar Calorías

Tabla Matinal

1.    Entrenamiento al despertar: Cuando abra los ojos, incorpórese y siéntese lentamente sin ayudarse de las manos. Con     las piernas estiradas, inclínese hacia adelante hasta que sienta un suave estiramiento en la espalda y en la parte posterior del muslo (músculos isquiotibiales). Aguante y luego, usando los abdominales, vaya bajando hasta quedar otra vez tumbado. Descanse y repita el ejercicio dos veces más. Esto fortalece el corazón. Quema 10 calorías

2.    El grano es lo más sano: ¿No le apetecen cereales del tipo Twigs & Rocks? Espolvoree unas cuantas cucharadas soperas de germen de trigo o salvado de avena. Ponga en una taza cereal de grano entero con bajo contenido de azúcar con al menos tres gramos de fibra por porción, y usted pasará de ese pan dulce. Ahorra 100 calorías.

3.    Agregue un poco de proteína: Según ha mostrado cierto estudio, cuanto más coma temprano en el día, menos comerá a medida que el día avanza. Así que después de su cereal, añada un huevo duro o un palito de queso mozzarella semidescremado para mantener la sensación de saciedad – y manténgase lejos de ese brownie antes del almuerzo. Ahorra 200 o más calorías.

4.    Potenciador del equilibrio: Mientras se lava los dientes, manténgase sobre un pie y alterne entre los dos mientras cambia de cuadrante bucal (cada 30 segundos). Este equilibrio desarrolla sus músculos centrales, e incluso puede ser bueno para su cerebro. Quema 10 calorías.

5.    Mientras se hace el café, párese de lado con una mano en la encimera, y levante la pierna exterior hacia adelante, manteniéndola estirada. Con el cuerpo recto, aguante unos segundos y muévala hacia el lado; repita de 5 a 10 veces con cada pierna. Esto tonifica la parte exterior del muslo, los flexores de la cadera y los cuádriceps. Quema 10 calorías.

6.    Ahorre en cada café: En lugar de echar 1/3 de taza de mitad y mitad (con la friolera de 105 calorías!), sustitúyalo por la misma cantidad de leche al 2 %. Ahorra 60 calorías.

7.    Tome aperitivos pero de forma inteligente: Separe los aperitivos que tomará en el día en bolsitas o compre porciones individuales. Por ejemplo, cuatro Oreos normales tienen 200 calorías en contraste con las 100 calorías que tiene la bolsa en su formato más pequeño de aperitivo. Elija las papas fritas dietéticas: una bolsa Light de papas fritas Lay’s tiene sólo 75 calorías, mientras que la normal tiene 150. Ahorra 175 calorías (en tan solo dos aperitivos).

8.    En su silla de escritorio, haga como si fuera a sentarse pero no se siente; sin la ayuda de sus manos vuelva a incorporarse. Comience siempre en cuclillas bajando sus caderas, sin doblar sus rodillas hacia adelante y manteniendo el peso sobre sus talones. Repita entre 15 y 20 veces a lo largo del día. Fortalece los cuádriceps. Quema 15 calorías.

9.    Cambie su refresco: Su cuerpo no registra las calorías de los líquidos de la misma manera que lo hace con las de los alimentos, por lo que no recibirá ninguna señal como la de “dejar de comer” que le ayuden a evitar las consecuencias de un exceso de calorías. Sustituya dos o más vasos de refresco carbonatado (soda) o jugo de frutas por refresco light o agua mineral con saborizante. Ahorra 300 calorías.

10.  Cada vez que hable por teléfono, levántese y ande un poco alrededor. Según la Clínica Mayo,  la gente con sobrepeso se sienta de promedio, unas 2 horas y media más al día que la gente delgada. Quema 50 o más calorías.

11.  Elija pan de pita: Use un pan integral de pita pequeño en lugar de las dos rebanadas de pan blanco para preparar su sándwich. Ahorra 70 calorías.

12.  Usamos tanto el email que ya hasta nos olvidamos de que apariencia tienen nuestros compañeros de trabajo. Elija un par de compañeros que se sienten de lo más alejado de usted y entregue 10 de esos mensajes diarios en persona. Y cambie de ruta: vaya a un baño o a una fotocopiadora de un piso diferente, y por supuesto vaya por las escaleras. Quema 100 calorías.

13.  Haga una pausa de su papeleo y haga unas cuantas flexiones de pared. Ponga sus manos contra la pared a la altura de sus hombros. De un par de pasos hacia atrás para que su cuerpo esté algo inclinado y el peso caiga en los dedos de los pies, y haga tres series de 10 flexiones. Fortalece el pecho y los tríceps.

14.  Una manzana (o más al día): Tienen abundante fibra y agua, así que su estómago querrá menos. Además, estudios llevados a cabo en Brasil y el Estado de Washington han revelado que, quienes comen al menos tres manzanas o peras al día, pierden peso. Intente comer dos manzanas pequeñas y dos galletas no tan grandes.

15.  Pruebe este sencillo ejercicio: Si su silla tiene ruedas, apóyela contra algo. Mirando hacia el frente, y con las rodillas dobladas en ángulo recto, ponga las palmas de las manos en el borde frontal del asiento. Baje el trasero hacia el suelo y elévese. Haga dos series de 10 repeticiones. Tonifica los tríceps. : Sentado en una silla con la espalda recta y los pies en el suelo, junte las rodillas y elévelas suavemente llevándolas hacia el pecho. Haga dos series de diez. Fortalece los abdominales. Quema 10.

 

Por la Ciudad

16.  Lleve algo de peso: Cuando usted esté de compras o haciendo recados, lleve una mochila con una bolsa de 2 a 4 kg (5 a 10 libras) de azúcar en el interior para aumentar su resistencia y quemar más calorías. Añada más compras a su carga a medida que se le haga más fácil.

17.  Cambie su aperitivo: En vez de tomar un café con leche grande y un mollete de queso cremoso, tome un café pequeño con leche descremada y una magdalena pequeña de pasas o de zanahoria. Ahorra 340 calorías.

18.  Aproveche en la gasolinera: En  vez de quejarse por los precios del gas, piense endurecer las pantorrillas: Con una mano en su coche, póngase de puntillas y elévese lentamente hacia arriba y luego vuelva a posar toda la planta del pie mientras se llena su tanque – para un SUV podrían ser unas 50 veces! Quema 10 calorías.

19.  Quite el exceso de grasa de su porción de pizza o rebanada, empapando una servilleta. Esto quita entre una cucharadita y una cuchara sopera de grasa (y calorías). Ahorra entre 50 y 100 calorías.

20.  Coma como un niño: No tiene por qué renunciar a la comida rápida si pide porciones más pequeñas: en lugar de un cuarto de libra con queso y una porción grande de papas fritas, elija el Happy Meal de la hamburguesa de queso. Incluso puede jugar con el juguete. Ahorra 390 calorías.

 

En Casa

21.  Trote para el correo no deseado: Cambie el desorden en un reto: por cada pieza de correo basura que saque de su buzón cada día, de una vuelta alrededor de su casa o edificio, o suba y baje por las escaleras. Quema de 35 a 140 calorías.

22.  Comience con una sopa: Pida una sopa ligera en lugar de una ensalada con dos cucharadas soperas de aliño con toda su grasa y puede ahorrar el doble de calorías. Además se sentirá más satisfecha, así que comerá menos cuando llegue el plato principal. Ahorra 100 calorías.

23.  Prepare la pasta perfecta: Sustituya la pasta integral por pasta de sémola y quedará satisfecha con una porción más pequeña (1.5 onzas en lugar de 2). Ahorra 50 calorías. O use la misma cantidad de pasta de salvado de avena. Ahorra 90 calorías.

24.  Disfrute su torta: Tome una porción de torta de cabello de ángel como postre. Está hueco y tiene menos de la mitad de las calorías, que, por ejemplo, un pastel de mantecado. Ahorra 70 calorías.

25.  Que sea bacon:  En el restaurante, pida tres lonjas de tocino crujiente en lugar de dos salchichas, y quite la grasa extra. Ahorra 90 calorías.

26.  Muévanse, padres que van al fútbol: Después de cada cuarto de juego, levántese de las gradas y dense una vuelta alrededor del gimnasio o el campo. 4 o 5 vueltas alrededor de un campo típico es como un kilómetro y medio. Quema 75 calorías.

27.  Tiempo de cine: La mayoría de la gente come un 45% más palomitas de maíz en contenedores de gran tamaño, así que asegúrese de pedir uno pequeño salto y pase de  la mantequilla, ya que tiene más calorías que las mismas palomitas de maíz. Traiga su propia sal o queso parmesano para darle más sabor. Ahorra 350 calorías.

28.  Oriéntese: En los restaurantes chinos, asegúrese de evitar cualquier cosa que se llame Tso o crujiente, ya que significa frito. Del rollito de Primavera, coma solo lo de dentro y no lo de fuera. Ahorra de 400 a 500 calorías.

29.  Atrápelo! Pase media hora jugando con su hijo al balón o con un Frisbee. Quema 90 calorías.

30.  Coma menos queso: Pida su pizza con menos queso o sin ello y luego añada unas cucharadas soperas de Parmesano. Ahorra 100 calorías.

31.  Disfrute un perrito caliente! Llenelo de  pepinillos, cebolla y chucrut (estos condimentos tienen mucha fibra y le harán sentirse satisfecho evitando que se como un segundo perrito caliente). Absténgase del queso y el picante. Ahorra 250 calorías.

32.  Piense en lo que bebe: Considere la cerveza o el vino en lugar de una bebida helada. Por ejemplo, un vaso de cerveza tiene 140 calorías y una copa de vino tiene 126. Un daiquiri de fresa (frutilla) tiene unas 300 calorías y un margarita 340. Ahorra entre 150 y 200 calorías.

33.  Cambia las papas fritas: En lugar de pedir papas fritas, pida aritos de cebolla (8 o 9 aritos). Ahorra 60 calorías.

34.  Pida sorbete! Disfrute de un sorbete de chocolate en vez de helado de chocolate. Ahorra 125 calorías.

Comments are closed.