Disfagia

La disfagia es un término médico referido a la dificultad de tragar, o la sensación de que la comida se “pega” en la garganta o pecho. La sensación se da en el esófago, un tubo que carga la comida desde la boca al estómago. Puede experimentar disfagia al tragar alimentos sólidos, líquidos o ambos. La disfagia orofaríngea causa dificultad al empujar el alimento hacia el esófago superior. La disfagia esofágea causa dificultad al mover el alimento desde el esófago al estómago. La disfagia puede afectar personas de cualquier edad, aunque los riesgos aumentan al envejecer.

Síntomas

Los siguientes son síntomas de disfagia orofaríngea.

  • Dificultad al tragar.
  • Ahogo al tragar.
  • Tos al tragar.
  • Regurgitación liquida por la nariz.Respirar mientras se traga la comida.
  • Voz débil.
  • Pérdida de peso.

Los siguientes son síntomas de disfagia esofagea.

  • Sensación de presión en el pecho.
  • Sensación de comida en la garganta.
  • Pérdida de peso.
  • Dolor en el pecho.
  • Dolor al tragar.
  • Eructos.
  • Tos crónica.
  • Dolor de garganta.
  • Mal aliento.

Causas

La disfagia en niños generalmente es causada por malformaciones o condiciones tales como parálisis cerebral o distrofia muscular, o reflujo gastrointestinal (GERD). La disfagia en adultos suele ser ocasionada por tumores (benignos o cancerigenos), otras condiciones que provoquen que el esófago se estreche, condiciones neuromusculares, o GERD. Otras causas incluyen el cigarrillo, ingesta excesiva de alcohol, ciertos medicamentos y mal cuidado dental.

¿Qué es de esperarse en la consulta médica?

Su médico le preguntara acerca de sus hábitos alimenticios. En los niños, necesitará verlos comer para evaluarlos. También será necesario escuchar los latidos del corazón, medir el pulso, y analizar su historial médico.

Existen varios exámenes utilizados en la disfagia.

  • En la endoscopía o esofagoscopía, se inserta un tubo por el esófago para poder valuar la condición del esófago y tratar de abrir sectores que puedan estar cerrados.
  • En la manometría esofágica, se inserta un tubo en el estomago para medir las diferencias de presión en varias regiones.
  • En la ultrasonografía endoscópica, se aplica el ultrasonido para evaluar la condición del esófago.
  • Pueden tomarse radiografías del cuello, pecho y abdomen.
  • Con la ingesta de bario, se capturan imágenes o videos del esófago.

Opciones de tratamiento

Generalmente se trata la disfagia con medicamentos, procesos para abrir el esófago o cirugías. El tratamiento dependerá de la causa, la severidad y las complicaciones que implique la condición. En la mayoría de los casos, puede ser tratado sin necesidad de hospitalización sólo si es capaz de ingerir alimentos y no haya complicaciones. Sin embargo, si su esófago se encuentra obstruido será necesaria la hospitalización. Los niños que padecen disfagia generalmente son hospitalizados.

Terapias complementarias y alternativas

Las hierbas pueden ser efectivas; reducen los espasmos y sanan inflamaciones del esófago. Pueden utilizarse medicamentos homeopáticos junto con las hierbas.

Hierbas

Las hierbas pueden utilizarse como extractos en polvo (cápsulas, polvos, té), extractos de glicerina, o preparados con extractos de alcohol.

  • Regaliz (Glycyrrhiza glabra): reduce los espasmos y la inflamación, alivia el dolor del tracto gastrointestinal. No ingerir por períodos prolongados de tiempo o bien en caso de alta presión sanguínea. La dosis recomendada es de 380 a 1,140mg por día. Las pastillas masticables de regaliz son beneficiosas en caso de GERD.
  • Olmo americano (Ulmus fulva): demulcente (protege tejido irritado); la dosis recomendada es de 60 a 320mg por día.

También se pueden combinar 4 de las hierbas mencionadas debajo, en forma de té o tintura.

  • Valeriana (Valeriana officinalis): mejora el proceso digestión y disminuye el estrés y depresión.
  • Ñame silvestre: reduce los espasmos y la inflamación.
  • Hierba de San Juan (Hypericum perforatum): alivia el dolor, mejora la depresión.
  • Casquete (Scutellaria lateriflora): antiespasmódico, sedante.
  • Tilo (Tilia cordata): antiespasmódico, leve diurético

Homeopatía

Los remedios más utilizados para la disfagia se encuentran mencionados debajo. Normalmente, la dosis es de 12X a 30C cada 1 a 4 horas.

  • Baptesia, en caso de que sólo pueda ingerir líquidos, especialmente en caso de garganta inflamada sin dolor.
  • Baryta carbonica, si tiene amígdalas grandes.
  • Carbo vegatabilis, en caso de hinchazón e indigestión que empeora al recostarse, especialmente con flatulencia y fatiga.
  • Ignatia imara, en caso de “bulto en la garganta”, espasmos, tos; especialmente cuando los síntomas aparecen después de haber experimentado dolor.
  • Lachesis, si no tolera que lo toquen alrededor del cuello.

Procedimientos

La disfagia no debe limitar sus actividades, pero su médico puede modificar y restringir su dieta.

Comments are closed.