Cardo Lechero

El cardo lechero ayuda a aliviar los síntomas de la hepatitis, cirrosis e inflamaciones el hígado. Es una de las hierbas más efectivas para tratar desórdenes del hígado. Incluso en la Antigua Grecia se conocía las virtudes del cardo lechero para la ictericia. Los médicos en la Edad Media lo usaban para los problemas del hígado y otros estados y las madres que amamantaban ingerían las hojas del cardo lechero para aumentar su leche.

El fruto del cardo lechero contiene un ingrediente activo llamado silymarin. El silymarin es el componente activo dentro del cardo lechero que protege al hígado. El silymarin repara las células dañadas del hígado, por el alcohol y otras sustancias tóxicas. El silymarin también renueva las células dañadas del hígado, destruídas por estas mismas sustancias.

Descripción

El cardo lechero es originario del Mediterráneo. Actualmente se lo puede hallar en varias partes del mundo, desde Europa a Asia y de África al Norte de América. Este es un cardo robusto que normalmente crece en áreas secas y soleadas. El tallo tiene rama en su parte superior y puede alcanzar de 4 a 10 pies . Las hojas son anchas, con manchas y nervaduras. Las flores son de un rojo púrpura. Los pequeños frutos, de piel dura color marrón, con manchas y brillante. El cardo lechero crece fácilmente y madura rápido, en menos de un año.

Composición

Los productos del cardo lechero están hechos de las semillas que se hallan en le interior de la fruta. Las semillas contienen de 1.5 a 3 por ciento de silymarin. El silymarin está, en realidad, compuesto de un grupo llamados flavonolignanos. El más importante flavonolignano es el silybarin ( a veces llamado silybin). Otros flavonolignanos son el isoilybin, dehydrosilybin, silydianin y silycristin.

Formas disponibles

  • Cápsulas estandarizadas de hierba seca (cada cápsula contiene cerca de 120 a 140 mg de silymarin).
  • Varios tés contienen el extracto estandarizado.
  • Extracto líquido.
  • Tintura.

Ingesta

El cardo lechero protege al hígado de químicos dañinos y del alcohol. El silymarin es un antioxidante más poderoso que la vitamina C y la vitamina E. Los extractos estandarizados de cardo lechero son beneficiosos para la cirrosis del hígado, hepatitis B crónica, enfermedades del hígado asociadas al alcoholismo crónico y toxinas peligrosas para el hígado.

El silymarin es el antídoto más efectivo contra el hongo venenoso. El extracto estandarizado de cardo lechero puede detener el mortal veneno de hongos venenosos, si se lo ingiere 10 minutos después de haber sido intoxicado con estos hongos ( Amanita phalloides) . Si ingiere este tipo de hongos o cualquier sustancia tóxica, recurra siempre, inmediatamente, al médico.

Es probable que su médico le recomiende cardo lechero en caso de diagnosticarle problemas del hígado, o si bebe demasiado alcohol ( o bebió demasiado en el pasado). Esta hierba también puede proteger al hígado en caso de que ingiera demasiados acetaminofenos (mitigador del dolor del nonaspirin). El cardo lechero es también muy bueno si se necesita incrementar la corriente biliar y ayuda a reducir los síntomas de la psoriasis.

En tanto sea posible, se sugiere recurrir siempre a las cápsulas. Esto es, debido a que el silymarin en las semillas del cardo lechero, son difíciles de absorber. El silymarin puede ingresar al sistema más rápido si es concentrado. Las cápsulas estandarizadas son las más concentradas. Trate de evitar los extractos de alcohol.

La dosis recomendada de cardo lechero es de 12 a 15 g de hierba seca (200 a 400 mg de silymarin) por día.

Si está ingiriendo cardo lechero para proteger su hígado, puede ingerir 120 mg de silymarin (cerca de 2 cápsulas) dos veces al día.

Si lo está ingiriendo debido a los daños en el hígado (ya sea por alcohol, drogas u otros químicos), la dosis recomendada es 120 mg (cerca de 3 cápsulas) tres veces al día.

Hay un nuevo compuesto del cardo lechero llamado complejo silymarin-fosfatidilcolino. Este es mejor absorbido que el cardo lechero estandarizado común. En ensayos clínicos, el complejo silymarin-fosfatidilcolino respondió mejor que el silymarin por sí solo en el tratamiento de enfermedades del hígado. Un elemento fundamental en la composición de las membranas de las células, el fosfatidilcolino ayuda al silymarin a unir fácilmente las membranas. Esto impide a las toxinas ingresar dentro de las células del hígado.

El dosage recomendado para el complejo silymarin-fofatidilcolino es de 100 a 200 mg dos veces por día.

Precauciones

La Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos considera al cardo lechero como un suplemento dietario, por cuanto no restringe su uso. El cardo lechero es seguro en tanto se ingiera las dosis recomendadas. En algunos casos esta hierba puede tener leves efectos laxantes. En caso de que esto suceda, ingiera fibras tales como pectina, avena, goma guar, o ispáluga. La fibra detiene la ligereza intestinal y algunos otros desórdenes del intestino.

Interacciones posibles

Se puede ingerir cardo lechero con otras hierbas, suplementos nutricionales y drogas. Consulte a su médico la cantidad recomendada, en caso de padecer desórdenes del hígado u otras complicaciones serias.

Comments are closed.