Bromelina

La bromelina es una enzima digestiva que se halla en el tallo y fruta de la planta de ananá ( Ananas comosus) . Es muy conocida como digestiva y por sus efectos anti-inflamatorios en daños serios o en período postoperatorio. La bromelina tiene también un exitoso uso en el tratamiento contra numerosas enfermedades, incluyendo enfermedades cardíacas, artritis, infección en el tracto respiratorio superior y la enfermedad de Peyronie (un condición que afecta el tracto genito-urinario y puede causar disfunción sexual en los hombres). La bromelina es también usada con éxito para curar heridas causadas por quemaduras y para incrementar la acción de los antibióticos y drogas quimioterapéuticas.

Usos

  • Reduce el dolor, los daños y la hinchazón de traumas ( por ejemplo, heridas causadas en el deporte) o cirugía y acelera el proceso de curación.
  • Alivia los síntomas de desórdenes gastrointestinales, ayuda en la cura de úlceras gástricas y es usada como enzima digestiva para la insuficiencia pancreática.
  • Alivia los síntomas de angina y debido a esto, inhibe la formación de coágulos y elimina la construcción de placas en las arterias, esto es útil para la trombosis, tromboflebitis, venas varicosas y aterosclerosis.
  • Reduce la inflamación de las articulaciones en la artritis reumatoidea, osteoartritis, ciática, bursitis, tendinitis y esclerodermia.
  • Incrementa la acción de drogas y antibióticos en quimioterapia.
  • Es útil con el tratamiento de SIDA como agente antiviral.
  • Suprime la tos y disminuye las secreciones bronquiales, resultando un incremento de la función pulmonar en pacientes con infecciones en el tracto respiratorio superior. También es efectiva en pacientes con sinusitis.
  • Puede prevenir el endurecimiento del tejido fibroso conectivo en el pene, asociado a la enfermedad de Peyronie.
  • Se utiliza también para sanar quemaduras.
  • Varios estudios sugieren el uso como agente antimetastático con la quimioterapia.

Suplementos

La bromelina es una de las enzimas digestivas simples extraídas de un fruto tropical, en este caso el ananá.

Otros suplementos

La bromelina está también disponible en tabletas (500 mg) o cápsula para uso oral.

Ingesta

Es útil como digestivo, 500 mg con las comidas es la dosis recomendada. Para otros usos, se recomiendan las siguientes dosis.

  • Lesiones traumáticas – 500 mg cuatro veces por día con el estómago vacío
  • Enfermedades cardiovasculares – 500 a 750 mg tres veces al día con el estómago vacío.
  • Inflamaciones articulares – 500 a 2.000 mg por día en dos dosis.
  • Actividad antitumoral – 1.000 mg al día.

Para otros usos, consulte a su médico. Se debe ingerir bromelina por sólo 8 a 10 días, aunque puede tolerarse por más tiempo.

Precauciones

La bromelina puede causar náuseas, vómitos, diarrea y excesivo flujo menstrual, sin embargo, no se han reportado serios efectos secundarios en humanos; de todos modos, las reacciones alérgicas, incluyendo reacciones en la piel y asma, podría generarse en caso de ser alérgico al ananá. Las experiencias con animales no han demostrado que la bromelina pueda causar cáncer o defectos de nacimiento, pero no ha habido estudios relacionados con la bromelina en el período de embarazo. Consulte a su médico en caso de padecer problemas en la coagulación sanguínea, enfermedades hepáticas, del riñón o hipertensión.

Interacciones posibles

La bromelina puede incrementar el riesgo de hemorragia si la ingiere junto con anticoagulantes (agentes que atenúan la sangre). Si está ingiriendo antibióticos, tales como tetracycline, la bromelina puede incrementar sus efectos. En caso de alta presión sanguínea puede generarse un aumento de las palpitaciones.

Comments are closed.